Historia del CCC

En 1986 un grupo de docentes y estudiantes del Departamento de Computación de Ciencias Exactas comenzó a trabajar en el proyecto RAN (Red Académica Nacional), el cual brindó desde el principio el servicio de correo electrónico a docentes e investigadores de la UBA y a otras instituciones de carácter académico a nivel nacional.

En 1988 se efectúa desde el CTCS dependiente del Rectorado la primera Comunicación internacional a través de una red digital, entre la UBA y la Universidad de California, Los Angeles (UCLA).

En septiembre de 1992 el Consejo Superior, por Resolución 2899/92, a propuesta del Rector crea la Red de la Universidad (RedUBA), y un centro de administración de la misma: el Centro de Comunicación científica (CCC) que se encarga del armado y mantenimiento de la red. La resolución de creación del Centro de Comunicación Científica da cuenta de sus misiones:

" ...constituir y mantener en funcionamiento una red de Comunicaciones electrónicas que sirva como soporte a la investigación y a la enseñanza, así como medio para el mejor uso de los recursos computacionales ya existentes, para toda la Universidad, e incluso para usuarios externos, en las condiciones que oportunamente se reglamenten y establecer sobre esta red servicios específicos de Comunicación Científica...".